Seguidores:

viernes, 18 de enero de 2013

"SC" Rincón del terror

Hola chic@s. En este apartado os contaré una historia, (extensa, y la idea de este apartado fue mía, por si acaso).
Empiezo.
Esta historia comienza en una casa, alejada de la ciudad, era una casa de campo.
En ella, vivía una anciana, muy mayor, que iba a recibir la visita de su única y favorita nieta.
Su nieta iba acompañada de unas amigas, eran, en total tres, sin contar a sus padres, que les acompañaban.
Esa noche, la abuela de la niña enfermó, y los padres tuvieron que llevársela al hospital.
Antes de irse, la madre le dijo a las tres niñas que no abriesen a nadie, que si veían en el teléfono algún número desconocido, no lo cogiesen, y que sobre todo, no se moviesen de allí.
Ellas tenían miedo, y para rematar, había una tormenta enorme, con una lluvia fortísima, que hacían, en conjunto, un ruido espantoso.
Una de las niñas, propuso cerrar la puerta, para no tener tanto miedo.
Revisaron las camas, ya que a una de ellas le daba miedo que hubiese bichos, porque, según ella, en el campo había muchos insectos y esos eran de  los que picaban.
Una vez terminado, cada una se metió en su cama destinada.
Había tres camas, separadas dos metros, aproximadamente.
Aunque, aún así, seguían teniendo miedo, porque la tormenta crecía y sonaba cada vez más fuerte.
La niña que dormía en la cama del medio propuso que las tres se dieran la mano, para dormir mejor y estar más seguras.
No había luz, debido a un cortocircuito provocado por la tormenta. Aunque ellas tenían un par de pequeñas velas encendidas en medio de las tres camas (dos al lado de la del medio, por aclarar).
Apagaron las luces, extendieron los brazos y, por fin, pudieron encontrarse las manos de cada una.
A la mañana siguiente, la madre preguntó a las niñas si habían dormido bien.
Ellas contestaron que sí, y le explicaron a la madre lo que hicieron.
Para demostrárselo, las niñas se tendieron en sus camas, extendieron de nuevo los brazos y...
¡Resulta que NO LLEGABAN NI A ROZARSE!
La niñas se pusieron nerviosas, y la madre, intentando no mostrar el miedo a las chicas, intento calmarlas.

¿Quién o quiénes pudieron ser los que les dieron las manos? Pon un comentario si crees que sabes la respuesta.
Esta historia la leí de un de libro de miedo, llamado "SOCORRO", que lo encontré en una biblioteca.

Espero que sepáis que es una historia que en realidad no pasó, aunque hay gente que se lo cree.

Un saludo :)

3 comentarios:

  1. es muy de terro.
    yo creo q eran fantasmas o el viento jeje no se solo espero q sea mentira

    ResponderEliminar
  2. NATURAL q sea MENTIRA! como han dicho son HISTORIAS O LEYENDAS como va a ser eso posible en todo caso quien se lo crea haya el/ella yo no (: esta historia ya me la sabia podrias publicar mas? un saludo anonim@

    ResponderEliminar
  3. Hola chic@s:
    No os lo creáis que es mentira.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar

¡Hola :3!
Soy Mi blog y yo, la creadora de este blog, y antes de que escribas tu comentario, me gustaría que:
-No insultases ni faltases el repeto a nadie.
-No dieras tus datos personales (dirección, teléfono...)
-No usases vocabulario obsceno .

Cualquier comentario con los anteriores contenidos será eliminado.

Un saludo y gracias por visitar el blog ^^